Viernes, 17 de junio de 2022

Mi querida amiga virtual, he visto esta imagen y me he acordado de mis años de niñez, esos años que ya nunca más volverán pero siempre quedan esos bellos y entrañables recuerdos y vivencias, verás,  poco antes de ingresar en el hospital clinico, mi yayico que así le deciamos en casa, a sus 90 y tantos años, por las mañanas cuando hacia buen tiempo me cogia de la mano y me llevaba a un rincon donde el sol nos diera sus rayos o bien en un lugar de la playa ya que vivíamos cerca de ella pero siempre al final quedabamos al ladito de casa, pero da igual, entonces con ladrillos hacia unos bancos para el y para mi o si no me sentaba en sus rodillas, y me contaba historias reales que él había vivido durante su vida, unas historias fantásticas, y yo mirándolo lo abrazaba por ellas, ya que tenía un saber contar muy especial y parecía que lo ibas viviendo eran unas historias maravillosas.

Sabes, pienso que todos los yayos tienen un secreto en sus vidas, alguna vivencia, historia, que se lo llevan con ellos, a veces me los quedo mirando y veo que ellosw cierran sus ojitos y sus pensamientos les llevan a lo más lejano, y me gustaria algun dia escribir una a una las vivencias de ellos, pues que mejor escuela que nuestros mayores.


Angela Ucher Soto



Publicado por angela.67 @ 12:24
Comentarios (0)
Comentarios