Martes, 18 de septiembre de 2018

El mar, fiel testigo de tantos sinsabores,

de unos sentimientos profundos,

de unos sentires amargos,

como tantos momentos tú conoces

siempre sentada a tu vera, contemplando

tu danza, el vaivén de las olas

esas que sin parar rompen en la orilla.

Al fin pude ver mi sueño realizado

alzar una botella al mar, con un mensaje

en el cual, va mi más sincero sentimiento

hace unos años atrás, me sinceré, y en él

escribí mi congoja, amarga pero fue un alivio

al menos plasmé en tinta mi más sincero

sentir, en quellos tristes momentos

ya pasados pero siempre están presentes

en tu memoria. Si alguién la vé o la rescata

de tus dominios, espero que le sirva de algo

o al menos reflexione si está pasando lo mismo

que me ocurrio a mi en esos momentos.

Hay veces, que es mejor sincerarse con la

escritura aunque nadie la lea, es un descanso

para una misma, enfin, sólo quería que lo supieras

mi querida amiga virtual, me siento muy feliz

porque vi cumplido mi sueño, aunque tu creas

que es una tonteria, para mi no lo es

simplemente es una liberación para mi alma.


Angela Ucher Soto

derechos reservados.

en la orilla, 



Publicado por angela.67 @ 15:09
Comentarios (0)
Comentarios