Domingo, 09 de septiembre de 2018

Rosa, una flor preciosa

de  un aroma exquisito

que invade todos los sentidos.

Sus pétalos aterciopelados

que con el tiempo se van cayendo

pero que siguen guardando

ese olor, y ese tacto

imborrable por mucho tiempo que pase.

Así, conocí a una personita

que como su nombre indica

Rosa, para mi la yayi más preciosa

que existe, pues conviví 4 años y medio

a su lado, viví momentos muy bellos

la oí cantar canciones de su juventud,

me contaba historias de cuando 

ella era joven, una mujer con unos

valores y principios que hoy ya se

han perdido, la cuidé, paseaba con ella

y ví como el tiempo hacia mella en su persona

se iba poco a poco deteriorando, 

y hoy me llama su hija y me dice

que el pasado lunes día 3, dejó

su corazón de latir.

Siempre la recordaré Sra. Rosa

y siempre entará en mi corazón

gracias por todo lo que viví

a su lado y esos ratos tan maravillosos

que me brindó.


Angela Ucher Soto

derechos reservados


Publicado por angela.67 @ 19:39
Comentarios (0)
Comentarios