Lunes, 06 de noviembre de 2017

Una cita, una apetitosa cena, unas palabras

adornadas con bellas y lindas promesas,

una vez más, tú me cojes de la mano....

te siento..... y mirándonos a los ojos

nos prometemos el cielo y la tierra.

Quizás el destino nos haya unido una vez más

y ésta sea para siempre, todo depende

de nosotros, por mi parte, seguro que si

por la tuya no lo estoy tanto, pues...

la confianza despues de tanto tiempo

cuesta mucho de volver a ella

pero el tiempo lo decidirá, es sabio...

y da la razón a quien la tiene.

Lo importante es vivir el momento

disfrutar al máximo lo que el dia nos

sirve en bandeja, nada más.

El despues, ya se verá, pero siempre

con cautela, estar alerta, y dejarse llevar

por los sentimientos, nunca cegarse

eso ya pasó, sólo queda el día a día

el amor incondicional y saber que el amor está

ahí siempre que se necesita.

Por eso las promesas se las lleva el viento

los actos son los que siempre prevalecen

y hacen a las personas creíbles y fuertes.


Angela Ucher Soto

derechos reservados.



Publicado por angela.67 @ 18:59
Comentarios (0)
Comentarios