Domingo, 17 de mayo de 2015

q

Que lejos estábamos de saber lo que podía ocurrir,

lo que parecia una comida de amigos,

entre conversaciones, risas, miradas,etc...

todo terminó, menos tú y yo

sin pensarlo, sin  apenas buscarlo,

solo con nuestras miradas, nos dijimos

.......tantas cosas...... que sobraban las palabras.

nos acercamos el uno al otro, y sin apenas

darnos cuenta, hablando y hablando,

nuestras manos se rozaron, y esas

mariposas en el estómago empezaron

a fluir poco a poco, y se cruzaron nuestras almas

entonces ocurrió lo inevitable, entre una pareja

que sin darnos cuenta, nuestra felicidad y dicha

quedo sellada con un sutil beso, ese beso

que duro más de lo necesario y que para siempre nos unio.

y eso, fue lo que ocurrio, sin apenas darnos cuenta.


Amgela Ucher Soto

derechos reservados.



Publicado por angela.67 @ 22:40
Comentarios (0)
Comentarios