S?bado, 24 de enero de 2015

La edad, quizás a veces no somos conscientes de la misma,

nos sentimos joviales,pero no nos miramos al espejo

sino todo lo contario, reimos, jugamos, saltamos....

tenemos esa energia que nos hace sentirnos jóvenes

pero no nos paramos a analizar el tiempo

y ése tiempo va pasando, recorriendo el camino

de nuestra vida, a contra reloj, sin darnos a penas cuenta.

Y un día, te quedas sin fuerza alguna,

tus ganas de vivir se van apagando lentamente

es entonces cuando te pones a pensar...

te miras al espejo, y ves la cruda realidad,

los años van pasando lentamente se mina tu edad

y poco a poco vas viendo la degeneracion de tu cuerpo,

las fuerzas no te acompañan, la vista te mengua

ya no saltas, los pasos se acortan, y tus ojos

se humedecen al verse en ese espejo, el cual

te dice que los años pasan y la vitalidad se pierde.

Es entonces cuando te das cuenta de que

la vejez ha llegado, te miras al espejo y ves arrugas

la mirada perdida en el tiempo pasado que ya no vuelve

y esas manos, arrugadas por el tiempo, ¿cuántas historias

habran pasado por ellas?, y es que en la vida

la edad no perdona, por eso hay que vivirla plenamente

y gozar todos los momentos que se presenten, y cuando no se pueda

¡ sólo quédate con los recuerdos más bellos vividos !

Angela Ucher Soto

derechos reservados


Publicado por angela.67 @ 22:43
Comentarios (0)
Comentarios