S?bado, 22 de marzo de 2014

Esperándote, aqui estoy

tal y como acordamos, al lado de nuestro mar

ese en que tantos deseos dejamos

tantos sueños nos prometimos.

Pero tú nunca llegastes, siempre

a nuestra cita acudi, pero tú no vinistes

¿y me pregunto, por qué?

no encuentro respuesta, no sé

que te pudo pasar, nunca llegastes

pero yo siempre, te esperé.

Al final, decidí ya no volver

decirte para siempre adios

aunque no sé donde puedes estar

solamente, decirte que siempre

te esperé en el mismo lugar

y a la misma hora que nos prometimos

 nuestros intenso querer.

Angela Ucher Soto

derechos reservados.



Publicado por angela.67 @ 14:00
Comentarios (0)
Comentarios