Jueves, 05 de septiembre de 2013

 

Un atardecer en una playa cualquiera

en un recóndito paraje escondido

apartado de todo, a solas contigo

cogidos de la mano paseando por esa orilla

que suavemente nos va mojando con sus olas

nuestros pies descalzos, a la luz de sol que nos deja

reflejándose en el mar, ese mar en calma que

espera paciente la llegada de esa hermosa mujer

que nos ilumina con sus destellos y nos incita al amor

contemplando su auténtica belleza, (la luna)

ella que todo lo ve, que sabe todos los secretos

a la que le cuentan los más intimos sentimientos

y ella nos responde con su luz, y nos ilumina el camino a seguir.

Sentados en la arena contemplamos tanta belleza

la quietud de la noche, el silencio, solo el rumor del mar

su respiracion y ese baile que rompen sus olas en la orilla

es un momento mágico, para los dos, abrazados

y poco a poco dejamos todas nuestras emociones volar

nuestros sentimientos y ese amor a flor de piel,

esos besos robados o no, pero que nuestros labios

se funden en una desbordada pasión y una

profunda locura de amor, en este rincon

rodeado de tanta calma y paz solo con el vaiven del mar.

 

Angela Ucher Soto

derechos reservados.

 


Publicado por angela.67 @ 22:52
Comentarios (0)
Comentarios